¿TIENES UN BLOG?. PUES TIENES DINERO

Una de las cosas más difíciles de evaluar para un empresario es su coste en publicidad.

Las grandes compañías disponen de grandes medios y pueden contratar mentes muy especializadas para determinar cual es la mejor inversión en publicidad de forma que se éso, una inversión y no un gasto a fondo perdido.

La publicidad en los medios tradicionales tiene un gran incoveniente y es que el anunciante sabe cuanto le cuesta esa publicidad pero le cuesta mucho de saber a cuánta gente va a llegar de forma efectiva.

Sin embargo, Internet tiene muy resuelto este asunto. Si bien durante un tiempo cuando alguien se quería anunciar en Internet utilizaba un sistema parecido al de otros medios, éso hoy en día está prácticamente extinguido.

Me explico.

Durante un tiempo sucedió que una empresa ponía un anuncio en una página web y el propietario de la página web le cobraba una cuota fija periódica. El anunciante pagaba pero ignoraba cuánta gente se había leido su anuncio ó basado en la información que le pasaba el propietario del sitio web, llegaba a la conclusión de que estaba pagando un anuncio de una zapatería de Manlleu, por ejemplo, que estaba siendo leído por un montón de personas de Nueva York. Aunque este anuncio fuera todo un éxito, era más que probable que fueran muy pocos los neoyorquinos que irían a Manlleu a comprarse zapatos con lo cual el anunciante estaba desperdiciando su dinero.

Hace tiempo que el sistema se perfeccionó de forma que ya nadie pagaba cuotas fijas sino que se estableció la llamada tarifa por “clic”. O sea, el propietario del sitio web cobraba al anunciante a tanto cada vez que un visitante hacía clic en su anuncio.

Este es el método que más o menos ha ido funcionando en los últimos cuatro o cinco años. Pero Google, siguiendo su tendencia rompedora, ha dado un paso más acoplando su tecnología de reconocimiento de información dentro de textos a un sistema publicitario que ellos denominan “AdSense” ó, traducido, “Anuncios con Sentido”.

Con el sistema AdSense el anunciante sigue pagando a Google, en este caso, a tanto el clic pero el anuncio aparecerá en cientos o miles de sitios web que en un noventa o noventa y cinco de las ocasiones tendrán contenidos relacionados con la actividad del anunciante. En este caso, Google cobra al anunciante por clic y también paga por clic a los propietarios de los sitios web donde se ha colocado el anuncio quedándose Google con la pequeña diferencia que hay entre lo que cobra el anunciante y lo que paga al sitio web. Lo cierto es que el anunciante paga menos y sus anuncios son más efectivos. Ahora lo explicaremos con un caso práctico: mi web.

Yo tengo una web de foros que recibe un promedio de mil ochocientas visitas cada día. Lo que he hecho es contratar el servicio AdSense con Google como lugar donde depositar anuncios. Google me ha facilitado un código que insertado dentro de mi web hace que aparezca de forma automática una línea que contiene cuatro anuncios muy discretos y en forma de cuatro enlaces a cuatro anunciantes diferentes. El estilo de esos pequeños anuncios se puede elegir para que no se desentone con el resto de la web.

Lo que hace el código ése es elegir al anunciante en función del contenido de la página en ese momento así como del idioma. Por ejemplo, si hoy en mi sitio web estoy hablando de iPods, automáticamente aparecerán anuncios relacionados con esos reproductores de música. Y cada vez que uno de mis lectores haga clic en un anuncio de esos, yo cobro de Google y Google cobra del anunciante.

Como los anuncios están dentro del contexto, son mucho más efectivos ya que las personas que están leyendo mi web tienen un interés común con el anuncio que aparece.

Pues bien. Con mis ochocientas visitas diarias, yo obtengo unos ingresos de Google de unos veinticinco a treinta euros mensuales. Más que suficientes para pagar el gasto del alojamiento de mi servidor.

Así que, si alguno de ustedes se quiere anunciar, hágalo con AdSense de Google. Así cuando yo toque un tema para mis lectores que tenga relación con el negocio de usted mis lectores harán clic en su anuncio e irán a parar a su web y yo me ganaré unos céntimos. Y a usted todo esto le saldrá más barato y más efectivo y selectivo que si se anuncia pagando una cuota fija en cualquiera de las webs que corren por ahí. Y más teniendo en cuenta que un ochenta por ciento de los bLogs se están sosteniendo gracias a los anuncios de Google. Lo que significa que el anuncio de usted no aparece en una sola web sino en miles y con contenidos relacionados con su negocio.

Publicado en O.C. el 30 de Diciembre de 2005.

Esta entrada fue publicada en articulos publicados. Guarda el enlace permanente.