MENOS APARATOS Y MAS FUNCIONALIDAD

Tengo un amigo de los que siempre quieren estar al día y que cada vez que sale algo nuevo para que pueda poner en usu casa, lo pone. Como prueba de ello, es que fue, sino el primero, uno de los primeros en instalarse el receptor de TDT cuando se estaba transmitiendo solo cuatro canales y en fase de pruebas.

El caso es que, de tanto aumentar el número de aparatos en su salón, al final tuvo que comprarse un mueble de IKEA para poderlos poner. En la foto de arriba pueden ver ustedes la colección constituida por: el televisor, que es el elemento principal y, en el lado de la izquierda tenemos: un reproductor multiformato de DVD, receptor de satélite digital y un conmutador selector de fibra óptica para el sonido digital.  En el centro del mueble, hay una grabadora de DVD y un amplificador home cinema de 5.1. Y, finalmente, a la derecha tenemos el descodificador de TDT y el sub woofer del equipo home cinema.

Sobre el mueble se ve la colección de mandos a distancia para manejar todo eso. Por fortuna, los manuales de instrucciones están guardados aparte que si no no cabrían en el mueble.

image

image

Manejar todo eso es una verdadera lata ya que con tanto aparato los mandos a distancia no pueden ser sustituidos por uno de tipo universal salvo que uno esté disouesto a gastarse bastante más de lo que cuesta todo el equipo en un “super mando” Nevosl.

El caso es que aunque uno es un profesional que no trabaja gratis, si el amigo que te lo pide, es muy amigo, y en este caso lo es, uno no solamente está dispuesto a trabajar gratis sino incluso a sacrificar unas vacaciones de semana santa.

Así que nos pusimos manos a la obra y arrasamos con la colección de trastos tecnológicos.

El resultado se aprecia en la foto de abajo donde, como podemos ver, los estantes han quedado fríos y, a cambio, encima del mueble de la derecha, ha aparacido un aparatito que no solo lo reemplaza perfectamente sino que, encima, hace muchas más cosas. Además, también se han marchado los mandos a distancia quedando sustituidos por dos que se pueden usar indistintamente. Uno es del tamaño de una tarjeta de crédito y maneja practicamente todas las funciones con solo seis botones. El otro, es más parecido a un mando a distancia clásico con la particularidad de que no funciona por infrarojos, sino por radio, y permite manejar el sistema incluso desde otra habitación, cosa interesante teniendo en cuenta que este equipo envia música ambiente a toda la casa a través de wifi.

Por la parte de atrás, donde antes había una maraña de cables ahora basta con cuatro hilos. Y porque este equipo con el home cinema tiene cinco altavoces que si no ni eso.

La cajita que sustituye a todo es un ordenador Mac mini de 650€ con un procesador Intel de doble núcleo y una sofisticada arquitectura que hacen que, a pesar de su mínimo tamaño, éste sea uno de los PCs más rápidos del mercado en este momento.

Donde antes teníamos reproducción y grabación de DVDS, recepción de satélite y TDT, ahora tenemos lo mismo y además radio y televisión por Internet y, naturalmente, navegación en red. En biblioteca musical con quince mil canciones en este caso pero que podrían ser muchas más y que se transmiten a toda la casa via wifi con un accesorio llamado Airport Express, capacidad para almacenar centenares de películas en los 256 gigas de disco duro que lleva el aparatito y muchas cosas más que no caben aquí.

Y un detalle curioso: ahora, y como por arte de magia, cuando se está viendo la televisión en vivo, se puede detener la imagen o, incluso tirar para atras como si estuviese grabado.

Publicado en O.C. el 28 de Abril de 2006.

Esta entrada fue publicada en articulos publicados. Guarda el enlace permanente.