MAS CANON SI CABE I DENTRO DE UN iPOD

Tal vez usted no lo sepa pero desde hace muchos años cuando se compra una fotocopiadora o cuando simplemente se hace una fotocopia una parte del dinero que eso cuesta se va hacia la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) para compensar el libro que han dejado de vender por culpa de las fotocopias.

En aquellos tiempos, la SGAE llegó a la conclusión de que por culpa de las fotocopias los autores y editores dejaban de vender libros y perdían dinero. Para recuperar ese dinero supuestamente perdido, se grabó cada máquina y, por tanto, cada fotocopia, con un canon haciéndonos de facto culpables culpables a todos los usuarios de copiar obras con derecho de autor. Y así entramos en una dinámica totalmente injusta en la que pagan justos por pecadores y las grandes empresas de edición ganan dinero aunque no vendan.

Más tarde, el canon se trasladó a los medios que permitían la copia de música e imágenes. Y hace un par de años se añadió ese impuesto a los CDs y DVDs vírgenes. El tema ha movido ríos de tinta por lo que no voy a comentar más cosas sobre la injusticia, que lo es, de dar por supuesto que quien compra un CD es para copiar música de forma ilegal.

La última noticia al respecto se ha dado en los últimos días y ésa sí que la voy a comentar porque creo que merece la pena.

La SGAE ha solicitado que se grabe con un canon a los aparatos reproductores MP3 y similares como el iPod de Apple ó los Zen de Creative, por citar solamente un par de las marcas más populares y vendidas.

De acuerdo a lo solicitado por la SGAE, un iPod podría haber incrementado su precio fácilmente en unos setenta euros ya que el canon se basa en la capacidad de almacenamiento y no es difícil encontrar reproductores MP3 con discos duros en su interior de treinta, cuarenta, sesenta gigas.

image

Lo peor del caso es que la SGAe quiere cobrar ese canon con efecto retroactivo y desea que los fabricantes le abonen esas cantidades desde que pusieron a la venta sus productos. No es mal negocio para la SGAE teniendo en cuenta que por ejemplo, el iPod se está comercializando desde el año 2001 y en el estado español se cuentan por cientos de miles las unidades vendidas. Hay que recordar que solamente las pasadas navidades Apple vensió en todo el mundo más de catorce millones de iPods. Hagan ustedes números e imagínese con qué bonita cantidad pretende hacerse la SGAE.

El caso es que Apple se niega a pagar esas cantidades y, como consequencia, la SGAE ha demandado a la compañía de la manzana y a Creative.

En Europa son pocos los países en los que existe el concepto de canon por los derechos de autor. Concretamente España y Francia. En Francia, por ejemplo, y Alemania.

Como datos adicional, la SGAE afirma haber cobrado el año pasado veinticuatro millones de euros en concepto de canon.

Dicen desde la SGAE que todo esto lo hacen para proteger la música y la cultura y que ambas desaparecerán si se propaga la piratería.

El caso es que antes de que hubiese la SGAE ya había música y literatura y no desaparecieron y, lo más probable, es que cuando ya yan pasado muchos años y la SGAE y el canon no se tan siquiera un recuerdo, la música, la cultura y la literatura seguirán exisitendo.

Publicado en O.C. el 17 de Marzo de 2006.

Esta entrada fue publicada en articulos publicados. Guarda el enlace permanente.