EL PORTATIL MAS POTENTE DEL MUNDO

El pasado martes diez de enero Apple ha puesto a la venta sus dos primeros modelos basados en el procesador de Intel (ver sección de gadgets). Al final, Apple ha hecho algo más que simplemente colocar un Pentium dentro de sus ordenadores. De hecho, ha colocado algo así como un super Centrino que como sabemos es la tecnología de Intel para ordenadores portátiles de bajo consumo y de alto rendimiento.

Digo esto porque el primer portátil “Intel Inside” de Apple no lleva exactamente un Centrino sino el novísimo procesador de doble núcleo Intel Core Duo -T2400 con chipset Yonah. Lo de doble núcleo quiere decir que son dos procesadores en uno. O sea, que de entrada podemos decir que Apple es el primer fabricante que saca un portátil con doble procesador y en el tamaño de un verdadero portátil. No hay que olvidar que en el mercado corren una clase de ordenadores que más que “portables” los deberíamos de llamar “soportables”. Y es que algunos fabricantes han colocado dentro de una caja (gorda) de portátil los componentes que corresponden a un ordenador torre. Naturalmente esto es una trampa ya que esos portátiles son simples ordenadores de sobremesa con forma de Notebook y que debido a que las tecnologías no corresponden a la de los portátiles (Centrino) la duración de la batería apenas llega a la hora. Aunque eso sí, en invierno se agradece su efecto estufa y su utilización permite ahorrar unos euros en la calefacción de casa.

Sin embargo, Apple ha seguido otro camino y, es tal como decíamos, utilizar los procesadores Yonah en su nuevo portátil que por cierto se llama MacBook Pro. Aquí lo que tenemos es una gran potencia, un pequeño tamaño y una larga duración de batería. Estos portátiles tienen otra gracia. Como todos sabemos, Apple utiliza su propio sistema basado en Unix Mac OS X, pero al incorporar estos portátiles tecnología Intel, no debe de haber problema, al menos así lo ha asegurado Apple, en instalar, además, un Windows XP con lo que tendríamos un ordenador con doble sistema operativo…. O triple si también le ponemos un Linux.

Está comprobado que los usuarios de Mac no tienen ningún interés en instalar Windows en sus ordenadores ya que todas las soluciones que la industria, incluida la propia Apple, ha facilitado hasta el presente han sido rechazadas por los usuarios.

Pero ahora, desde que apareció el Mac mini, nos estamos encontrando con un gran contingente de usuarios de PC que se pasan a Mac. Precisamente para este tipo de nuevos usuarios, va a resultar aún más interesante el pasarse a Mac ya que podrán disfrutar de un sistema operativo realmente espectacular (por lo menos hasta que salga el Windows Vista y entonces ya veremos, ya que también en esta fecha está prevista la aparición de una nueva versión de Mac OS X – Leopard-). Y también podrán continuar utilizando lo que tuvieran para Windows mientras no se deshacen totalmente de esas aplicaciones.

Lo contrario, instalar Mac OS X en PCs clónicos como han hecho algunos hackers con las versiones preliminares, de momento no va a ser posible puesto que Mac OS X requiere de las características de Yonah, incluida el que Yonah ya no funciona con Bios sino con firmware EFI (Interface de Firmware Extensible) que es un desarrollo de Intel para los procesadores Itanium.

El hecho de que Mac OS X esté compilado específicamente para los nuevos procesadores Yonah, va a hacer prácticamente imposible que ningún hacker consiga ejecutar este sistema en un clónico normal.

Resumimos pues que en cuanto a potencia el nuevo portátil de Apple viene a ser lo mismo que un ordenador torre equipado con un AMD64, es decir, llevar en el maletín un ordenador con la potencia de una torre de gama muy alta y sólo 2,5Kgs. de peso.

La otra novedad es que Apple abandona el estandard PCCard (PCMCIA) y se pasa a la nueva tecnología XpressCard, siendo nuevamente el primer fabricante en emplear esta tecnología en un portátil.

En cuanto al resto de prestaciones se mantienen los detalles a los que nos tiene acostumbrados Apple como cuando se hace oscuro, la pantalla baje su luminosidad automáticamente y se iluminen las letras del teclado, lo que permite trabajar hasta en la absoluta obscuridad.

Y ahora mi consejo: desde que ha aparecido este modelo, no paro de recibir emails de personas que me preguntan si vale la pena comprarlo. Incluso alguno ha devuelto su Mac recién comprado para que se lo cambien por uno de los nuevos. Pues yo les digo que no se precipiten. Primero, porque los nuevos procesadores Intel Pro son muy caros, lo que hace que los ordenadores que lo incorporan también sean caros.Y eso se aplica tanto a Apple como al próximo portátil que llevará esta tecnología y que será un Sony Vaio que lo pondrán al mercado en el mes de Mayo y a un precio ligeramente superior al de Apple que es de 2.089€, iva incluido..

La otra razón, es que actualmente la mayoría del software existente está optimizado para el procesador de IBM y no para el Yonah por lo que el ordenador tiene que trabajar en emulación y esta situación puede durar perfectamente más de un año. Y como resulta que estos nuevos ordenadores no sustituyen a ninguno de la gama actual de Apple, yo aconsejo que se siga comprando lo que hay y dentro de un par de años hablaremos con precios mucho más bajos y todo optimizado.

Publicado en O.C. el 13 de Enero de 2006.

Esta entrada fue publicada en articulos publicados. Guarda el enlace permanente.