YA TENEMOS TELEVISON CATALANA EN TDT

Desde el pasado martes 28 de febrero ya podemos disfrutar en Osona de los canales autonómicos en formato digital TDT. Por tanto, la oferta televisiva aquí se amplia en dos nuevos canales en catalán y que son: el Canal 300 i el canal de noticias 324.

Si exceptuamos las dos emisoras locales, 9TV i TVOsona y CityTV (renombrada como canal 8), toda la oferta telivisiva nos llega ya via TDT. Y, por tanto, ya quedan pocas excusas disponibles para quienes aún no se han decidido a comprar su sintonizador de televisión digital terrestre. Por tanto, ya se prevé más trabajo para los instaladores de estos aparatos y, al paso que vamos, mi amigo Ramón de Taradell no va a poder hacer vacaciones de verano.

Pero no todo van a ser ventajas y uno de los primeros inconvenientes con que se encuentran quienes ya se han pasado a la TDT es la proliferación de mandos a distancia encima de la mesa.

Una instalación típica de hoy en día suele constar de un televisor, un amplificador de Home Cinema, un reproductor de CD/DVD, en algunos casos una grabadora de DVD, puede que también un video clásico, el decodificador de satélite y, ahora, el TDT. Eso nos pone siete mandos a distancia encima de la mesa. Y, si no se ha comprado con conocimiento de causa, tendremos también un lío de cables para interconectar todo que más bien parece un plato de espaghetti.

Si bien para lo que ya tenemos hay alguna solución que comentaremos a continuación, al menos podemos simplificar un mando a distancia con una buena elección del receptor de TDT.

Algunos de estos receptores, vienen con un mando doble que consiste en el que controla el TDT y unas cuantas teclas adicionales para controlar televisores de cualquier marca. Un ejemplo típico es el receptor de TDT Sony cuyo mando a distancia dispone de unas teclas para control de canales, volumen y encendido del televisor que se puede configurar para diversas máquinas de televisores. Sin embargo, otros receptores de TDT solo disponen del mando a distancia exclusivo y, en algunos casos, pueden tener alguna tecla para televisor pero que solo funciona con los de su propia marca.

La solución alternativa que comentábamos antes consiste en guardar todos los mandos a distancia en un cajón y comprarse un mando universal. El problema es que un mando universal, si no se elige bien, se convierte más en un estorbo que en un edificio, ya que la mayoría de ellos controlan cuatro o máximo 5 aparatos y de forma incompleta o incómoda. La solución ideal existe pero como sucede con todo lo ideal no es barata.

Hay varias casas que fabrican mandos a distancia realmente prácticos y que consisten en una gran pantalla táctil cuyo contenido cambia según el aparato que deseamos controlar. Como digo, estos mandos a distancia no tienen teclas, sino una pantalla. Si queremos controlar el televisor, en la pantalla veremos las teclas correspondientes a ese modelo de televisor. Si a continuación queremos controlar el DVD, la pantalla se borra y en su lugar aparecen las teclas correspondientes al DVD.

Así tenemos un mando a distancia que se transforma según el aparato que queramos controlar. Es la solución ideal pero si lo queremos bueno nos vamos a tener que gastar entre trescientos y mil euros.

Otra solución, si disponemos de una PDA, es instalar un software emulador de mandos a distancia. El resultado es muy similar al mando a distancia de pantalla táctil pero a un coste muy inferior.

image

Publicado en O.C. el 03/03/2006.

Publicado en articulos publicados