¿SABEIS DEL PROYECTO GUTEMBERG?

Como todos sabemos, o deberíamos de saber, los primeros embriones de Internet se remontan a 1961 cuando en Julio de ese año Leonard Kleinrock publicó en el MIT el primer documento sobre la teoría de la conmutación de paquetes.

Este documento dió paso a que en 1965 Roberts, colaborador de Leonard, utilizase las ideas de éste último para conectar un ordenador TX2, en Massachusetts, con otro ordenador Q-32 en California a través de una línea telefónica. Esta fue la primera red de ordenadores, bastante reducida por cierto, que existó en el mundo.

Sin embargo, a pesar de que los personajes que hemos comentado, y algunos más, fueron desarrollando el concepto de la comunicación por paquetes TCP/IP no fue hasta 1971 que gracias a la cuharada de los militares se comenzó a desarrollar la red precursora de Internet conocida con el nombre de Arpanet. Pero todo lo que he dicho hasta aquí, que si lo explicáramos en detalle nos podría ocupar todas las páginas de esta revista, no tiene nada que ver con lo que yo quiero comentar hoy.

Bueno, en realidad sí ya que en 1971 la red de Internet estaba compuesta por quince ordenadores ubicados en otras tantas universidades en Estados Unidos. Una de esas universidades era la de Illinois donde estudiaba un tal Michael Hart. El ordenador de esa universidad conectado a esta incipiente internet, era un Xerox Sigma-V que estaba ubicado en el departamento de investigación de materiales. Allí Hart ya tuvo la impresión o la premonición de que algún día esa red de quince ordenadores estaría al alcance de todo el mundo y sería una red de miles de ordenadores. Y no se equivocó. Hoy en día Internet tiene cientos de millones de ordenadores conectados.

Así que pensando que algún día los ordenadores serían asequibles al público en general se le ocurrió la idea de hacer disponibles obras de literatura de forma gratuita y electrónica.

Hart tiró de lo primero que tenía a mano y en su mochila llevaba una copia de la declaración de la independencia de Estaos Unidos. Así que la tecleó en ese ordenador y la declaración se convirtió en el primer texto electrónico a disposición del público. Había nacido el proyecto Gutenberg.

image

La universidad de Illinois estuvo hospedando el proyecto Gutenberg hasta mediados de los noventa siempre dirigido por Hart quien llegó a un acuerdo con la Carnegi Mellon University quienes aceptaron administrar las finanzas del proyecto Gutenberg. En el año 2000 el proyecto Gutenberg alcanzó el estado de personalidad jurídica y actualmente es una sociedad sin ánimo de lucro establecida en Mississippi.

El proyecto Gutenberg tiene en estos momentos, a disposición de quien se los quiera bajar, diceciocho mil libros en formato de texto de los cuales encontramos menos de ciencuenta en catalán. Pero ahí están.

Se trata de libros que no tienen derechos de autor o que han expirado aunque de todas formas una de las advertencias que se hace en la página web del proyecto Gutenberg, en el caso de bastantes obras, es que dicha obra carece de derechos de autor en Estados Unidos pero conviene consultar su estado en el país del visitante para cumplir con la legalidad y no bajarla en dicho país si en dicho país la obra tiene algún derecho de autor que impida su distribución gratuita.

Para conmemorar el treinta y cinco aniversaio del proyecto Gutenberg se está celebrando hasta el 4 de agosto la World eBook Fair en la que hay a disposición de todo el mundo más de trescientos treinta mil libros gratuitos en formato PDF. A partir del 4 de agostto los mismos libros siguen disponibles a través de la World eBook Library aunque para poderse bajar un número limitado de libros es necesario pagar una cuota de nueve dólares anuales, lo que tampoco es mucho dinero, ya que estamos hablando de siete euros para bajarnos sin límite hasta trescientos treinta mil en más de cien idiomas diferentes.

Como estas son las últimas que escribo antes de las vacaciones, aprovecho para desearles un buen verano a todos mis lectores y nos veremos nuevamente en septiembre si Dios quiere.

Publicado en O.C. el 14 de Julio de 2006.

Publicado en articulos publicados