Lunes

Pues nada, sólo recordar que hoy he comenzado.

Para desayunar, en lugar de la tostadita baja en calorías con la mermelada baja en calorías y el café con leche desnatada de cada día, me he zampado una tortilla de jamón de dos huevos.

Angie me ha traído de la farmacia una tubito de tiras de control de cetosis para seguir con la instrucciones del libro de Atkins. Aunque ya sé que no tenía nada de cetona por la analítica de hace unos días, me ha hecho gracia probar una de las tiritas. El resultado ha sido negativo, el reactivo no ha cambiado en absoluto de color.

Una ventaja colateral del desayuno ha sido que me he tirado toda la mañana trabajando de un tirón sin que el gusanillo importunase. Hasta ahora siempre he hecho un aperitivo a eso de la una del mediodía para matar el gusanillo, generalmente un platito con una ración de olivas y un chiquito de vino. Hoy he llegado hasta la hora de comer, a las tres de la tarde sin necesitar de ese tentempié.

A la hora del almuerzo apenas he notado diferencia, lo único que he notado en falta ha sido la cerveza pero ha sido muy soportable. Prácticamente al comida ha sido como cada día pero sin pan ni postres y agua para beber.

Publicado en delta-